domingo, 30 de diciembre de 2007

Alemania: ¡Feliz año 1984!

Quién ha llamado a quién, cuándo, desde dónde y durante cuánto tiempo: éstos son los datos de teléfonos fijos y móviles que el Estado alemán mantendrá archivados a partir del próximo 1 de enero durante seis meses, para prevenir supuestos atentados terroristas. Se hará automáticamente y afectará a todos los ciudadanos sin excepción. Un año más tarde, a partir de 2009, las autoridades también podrán espiar el contenido completo del disco duro de todos los ordenadores del país, sin autorización judicial y sólo "en casos excepcionales". Y luego se permiten decir que en Venezuela y en Cuba no hay democracia.

Así lo regula la ley de la gran coalición de Angela Merkel, que acaba de firmar el presidente federal, Horst Köhler, y que prevé facilitar también el espionaje telefónico a abogados, periodistas y médicos, para los que dejará de valer el secreto profesional.

Más de 70.000 internautas se resisten, y presentarán en los próximos días una demanda contra la ley ante el Tribunal Constitucional Federal.

El portavoz de los demandantes, Ricardo Cristof Remmert-Fortes, dijo ayer que pretende parar la ley por la vía de urgencia y calificó de "absolutamente incomprensible" que Köhler la haya firmado sin expresar ningún tipo de duda.

El ministro del Interior, Wolfgang Schäuble, la defiende con el argumento de que los atentados islamistas de Madrid y Londres pudieron esclarecerse rápidamente gracias a este tipo de medidas.

Los demandantes replican que las disposiciones legales ya existentes, para vigilar las telecomunicaciones en la lucha contra el crimen organizado, son suficientes. Éstos realizarán mañana -un día antes de la entrada en vigor de la ley- una marcha funeraria en Hamburgo. Portarán un ataúd "en duelo por la pérdida de la esfera privada de las alemanas y alemanes".

Un grupo de políticos liberales, encabezados por el veterano Burkhard Hirsch, también ha acudido al Constitucional para frenar una ley que pone a todos los ciudadanos a priori bajo sospecha.

Creen que el ministro ha ido más allá de lo que establece una directiva europea pensada para el mismo fin, y contra la que el gobierno de Irlanda ha presentado ya una demanda ante el Tribunal Europeo de Justicia.

En 2008 los teléfonos y en 2009 internet

A partir del 1 de enero de 2008 se realizará una campaña masiva de grabación de datos de llamadas telefónicas, ya sea desde fijos o móviles. Se recopilarán los nombres de los usuarios, la duración de las llamadas, e incluso el sitio desde donde se realizan, pero nunca el contenido.

A partir del 1 de enero de 2009 también se registrará el acceso a Internet, la duración de la navegación, la dirección IP, y los contactos y asuntos del correo electrónico.

Españolitos y españolitas: Pongan sus barbas a remojar que el Gran Hermano se acerca. ¡Feliz año 1984!

www.publico.es

2 comentarios:

Alejandro Coelho dijo...

Habra que volver a las palomas mensajeras,es lo que pienso cuando leo estas cosas!!!!!
Luis M.

Germán dijo...

Queridísimo compañero Alejandro, me complace verte por aquí...