lunes, 3 de marzo de 2008

En 2007 la OTAN ha matado al menos a 500 civiles: una noticia cubierta de silencio.

El informe anual de la Afghanistan Ngo Safety Office (ANSO), organización que monitoriza la seguridad de las ONG presentes en Afganistán, informa que en 2007 la guerra en el país asiático ha causado la muerte de dos mil civiles afganos, un cuarto de los cuales –unos quinientos- han resultado víctimas de bombardeos aéreos y operaciones terrestres de la OTAN.

Un clásico ejemplo de censura soft. La embarazosa noticia fue difundida el 20 de enero por la Associated Press y el 4 de febrero por la Reuters con pequeñas diferencias: las víctimas civiles de la OTAN fueron 525 según AP yt 480 según Reuters. Pero la técnica comunicativa adoptada fue idéntica: una breve cita oculta entre líneas de despachos relativos a sucesos. Obviamente, la noticia no la recogieron ni periódicos ni televisiones: murió recién nacida. No fue censurada, pero se hizo de modo que nadie se diera cuenta. Nosotros nos dimos cuenta por pura casualidad semanas después.

Efecto colateral de la estrategia OTAN. Durante el año anterior, 2006, los civiles muertos por la OTAN en Afganistán habían sido la mitad, unos 230. El drástico aumento es el “efecto colateral” de la mayor agresividad estratégica que ha adoptado la OTAN en 2007: fuerte aumento de tropas de combate desplegadas, intensificación de los bombardeos aéreos y vastas ofensivas terrestres. Una estrategia que, además de doblar el número de víctimas civiles, no ha tenido ninguna eficacia militar contra los talibanes, los cuales sirviéndose del resentimiento popular por las matanzas de civiles, han ganado consenso entre la población afgana. Sin embargo, el Pentágono y la OTAN ni se inmutan y perseveran en su camino: más tropas y más guerra.

Fuente: http://www.peacereporter.net/dettaglio_articolo.php\?idc=0&idart=10290

www.rebelion.org

1 comentarios:

Belial dijo...

Afganistan realmente es un pais machacado:ingleses,sovieticos,americanos y ahora la OTAN.Curiosa noticia!!!!!